COMENTARIO EXPOSITIVO DEL NUEVO TESTAMENTO

ISBN: 9788482677118
COMENTARIO EXPOSITIVO DEL NUEVO TESTAMENTO

TRENCHARD ERNESTO

Información adicional

Información adicional

Peso (gr)
2.028
Editorial
EDITORIAL CLIE
Discografica
No
Páginas
1.984
Encuadernación
Tela (Tapa Dura)
Alto (cm)
2,5
Ancho (cm)
1,8
Fecha Edición
21/01/2014
Reseñas

Disponibilidad En existencias

Compartir:
Precio Anterior: 59,99 €
La obra aporta al pueblo evangélico contemporáneo una herramienta ampliamente reconocida por muchos años en las iglesias y seminarios de España. Se presenta la Palabra de Dios desde una forma de entender el estudio bíblico que se caracteriza por el enfoque propio del CEFB: Bíblico, Conservador y Evangélico.

Una de sus características principales es el uso de una metodología y sistemática propias, donde se incorporan notas de estudio y de referencia unidas al mismo texto explicativo, sin tener que ir a notas de pie de página o buscar dicha bibliografía; sino que todo se incluye ya dentro del mismo texto del comentario.
Es una amplia obra que abarca todo el Nuevo Testamento, al mismo tiempo práctica y útil, por su metodología y que se enriquece con dos índices al final del libro, uno de nombres y otro de temas.

“Se escribe desde el punto de vista conservador-evangélico, sencillamente, desde el punto de vista bíblico”
Ernestro Trenchard

EJEMPLO DE INCLUSIÓN DE ESTUDIO DE LAS NOTAS:
(...)Los textos más antiguos de este Evangelio son
anónimos, y el autor no hace referencia en parte alguna. Con todo nunca fue disputado en la antigüedad que Mateo, Apóstol del Señor, fuese el autor de este relato de la vida de Cristo. Evidencia externa

Esta evidencia remonta a Papías (c. 100 d. C,), según una cita en la Historia Eclesiástica de Eusebio (III. 39): “Mateo compuso las “logia” (“dichos”) en lengua hebrea, y cada uno las interpretó como pudo”. Hacia el final del primer siglo Ireneo (Contra Hereji ías, III. 1) declaró: “Mateo también redactó un Evangelio entre los hebreos, en su propia lengua, por la época en que Pedro y Pablo estaban echando el fundamento de la iglesia en Roma”.
Existe, pues, una tradición antigua y constante acerca de un Evangelio redactado por Mateo para el uso de hebreos, y en arameo, que es lo que quería decir Papías por “hebreo”. Pero las copias más antiguas que se conservan están redactadas en griego helenístico, como los demás Evangelios, y los especialistas en la materia no disciernen señales de que se trate de una traducción. Faltando más información acerca de la relación entre el escrito en arameo, y el que tenemos en griego, podemos pensar que el autor, quien sería bilingüe, como todos los judíos de entonces que trataban mucho con gentiles, volvería a escribir él mismo las “logia” en griego al uso de los judíos de la Dispersión, después de circular su primer escrito en arameo entre los judíos de Palestina. El
término que emplea Papías -”Logia” o “Dichos”- es interesante, ya que, como veremos, este Evangelio se caracteriza por amplias referencias al ministerio hablado del Señor.(...)