Y LA PALABRA SE HIZO DIÁLOGO. 100 REFLEXIONES AL HILO DE LOS EVANGELIOS

Y LA PALABRA SE HIZO DIÁLOGO
Ficha técnica
Editorial:
TEUKHOS
Año de edición:
ISBN:
978-84-608-7434-8
Páginas:
350
Encuadernación:
Rústica con Solapas
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata

Descuento:

-5%

Antes:

15,00 €

Despues:

14,25 €
Comprar

Las 100 reflexiones sobre el evangelio que conforman este libro fueron predicadas en la iglesia de Santa Fe, en Granada, pero un matrimonio decidió transcribirlas para conservarlas. Al estar redactado en lenguaje hablado, el texto no se hace pesado, y cada reflexión es corta y concisa, y de lectura amena y constructiva. Cada reflexión se inicia con su correspondiente texto bíblico, y los 7 capítulos están distribuidos según el orden cronológico de la vida de Jesús: Navidad; Juan, bautismo de Jesús y Desierto; Parábolas; Milagros; Enseñanzas; Pasión y Muerte; Pascua. Además, la versión en papel incluye un extenso índice con todas las citas bíblicas que contiene el libro, para poder ir a la lectura correspondiente con más facilidad.

Durante cien domingos, Serafín compartió con sus feligreses reflexiones sobre la vida, el amor, las pasiones humanas, el perdón, la amistad y, muy especialmente, sobre Jesús y su Evangelio. Éste fue el regalo en forma de homilías que el párroco de un pequeño pueblo de Granada hizo a sus feligreses a lo largo de cien domingos. Y el regalo que le hizo a él una de sus feligresas, transcribiéndolas domingo a domingo. Tienes ahora en tus manos un libro sencillo, amable y profundo: las conversaciones de un pastor con su comunidad. Meciéndote en sus páginas, podrás entrar en una atmósfera de intimidad, en la que la Palabra se hace diálogo. El objetivo de su autor siempre estuvo claro: contar la historia de Dios, como si fuera tu propia historia.

«Decía San Juan de la Cruz, (con esto termino): «Entréme donde no supe, y quedéme no sabiendo, toda ciencia trascendiendo». Un poquillo de mística no estaría mal en nuestra vida de creyente. Ésta es la invitación que se nos hace: “entra donde no sabes y quédate no sabiendo porque, en la medida en que hagas esto, Dios acontecerá en tu vida”»